Entretenimiento

Review: Necromunda: Hired Gun, DOOM: Eternal ya tiene competencia, y es indie

Necromunda: Hired Gun es un FPS ambientado en el universo de Warhammer 40k con una ambición del tamaño de DOOM: Eternal desarrollado por el estudio indie Streumon Studio.

Por Alfredo Ibarra

- 24 de Junio de 2021 - 16:55 hs
Review: Necromunda: Hired Gun, DOOM: Eternal ya tiene competencia, y es indie.

Review: Necromunda: Hired Gun, DOOM: Eternal ya tiene competencia, y es indie.

Aunque los FPS han dominado el mercado desde hace dos generaciones, hay un tipo de juego agresivo muy característico de los shooters arcade de la vieja escuela que se fue perdiendo para dar paso a un enfoque más pasivo donde lo importante era evitar la acción en vez de correr hacia ella. Sin embargo, con juegos como Wolfenstein: The New Order y DOOM han traído de vuelta este género y hoy un estudio independiente se les pone al tiro con Necromunda: Hired Gun, de Streumon Studio.

Ambientado en el universo de Warhammer 40k, en Necromunda: Hired Gun tú eres un mercenario que vive en una sub-colmena llena de crimen y corrupción, capaz de eliminar a cualquier criminal o mutante si te pagan lo suficiente. Aquí no eres un héroe en una misión noble que ayude a la humanidad, y en cambio eres un engranaje más de una gran maquinaria de violencia, crimen y mejoras corporales.

Relacionado: Cinemática de inicio de Necromunda: Hired Gun de Streum On Studios.

Necromunda: Hired Gun ofrece una campaña con una docena de misiones llenas de acción y jefes que ponen un buen reto, y a la vez ofrece una serie de misiones secundarias pensadas en los jugadores que sólo quieren apagar el cerebro y disparar a la vez que consigue créditos para mejorar tus habilidades y la de tu acompañante, tu fiel mastín. 

“El dinero es bueno, tu perro es fiel y el armamento confiable pero, ¿puedes sobrevivir a la caza?”

La historia de Necromunda: Hired Gun inicia en una misión que termina muy mal, con tus compañeros asesinados y tu mercenario al borde de la muerte hasta que es salvado por un mercader. A partir de este punto tu misión consiste en acabar con los objetivos de los contratos de Necromunda mientras descubres por qué algunas pandillas han decidido darle caza a tu cabeza. La historia del juego es sencilla pero cumple en llevarte a distintas arenas muy bien diseñadas para agarrarte a balazos con otros humanos y mutantes cyborgs.

Leer más: Conoce a tu Mastín en Necromunda: Hired Gun, el nuevo FPS de Warhammer 40k.

La historia de Necromunda: Hired Gun puede resultar entretenida pero su verdadero fuerte son sus mecánicas de juego, pues lo que propone Streumon Studio es tan ambicioso como lo que vimos en DOOM: Eternal de Id Software pero con el presupuesto de un estudio independiente. Aún así, el resultado es increíble, ya que luego de un inicio difícil mientras te acostumbras a su control te encuentras con una experiencia de disparos muy adictiva.

En Necromunda: Hired Gun no hay un botón para correr, y en cambio el clásico botón de sprint sirve para realizar un barrido hacia adelante o esquivar hacia los lados o atrás, además de que también para desplazarte en cualquier dirección mientras estás en el aire para una especie de salto extra. No tardas mucho en obtener el doble salto, el cual se consigue obteniendo piernas cibernéticas, y con eso tu movilidad aumenta considerablemente, lo que te permite desplazarte por el mapa acabando con enemigos sin parar.

También: Las mejores ventajas de modificar a tu mascota en Necromunda: Hired Gun.
 

Eso no es todo, tras un par de misiones tu mercenario obtiene un gancho, el cual puedes disparar a enemigos y paredes para desplazarte en su dirección. Una vez que dominas el movimiento de Necromunda: Hired Gun te das cuenta que tan solo el hecho de desplazarte por el mapa resulta sumamente divertido y los combos que consigues de esta manera son sumamente satisfactorios. Sin embargo, aquí no termina todo, pues todavía falta hablar de las habilidades desbloqueables y tu fiel Ciber-Mastín.

Lo que propone Streumon Studio [con Necromunda: Hired Gun] es tan ambicioso como lo que vimos en DOOM: Eternal"

Además de los movimientos ya mencionados es posible realizar una ejecución cuerpo a cuerpo al acercarte a un enemigos que no tenga un escudo activo, pero también puedes modificar y mejorar tu cuerpo para conseguir habilidades que aumentan considerablemente tu poder. Entre estas habilidades está una explosión que sigue a dos o más enemigos enfrente de ti que no sabe fallar, o un poder que te teletransporta frente al enemigos más cercano y provoca una explosión a su alrededor, así como otro que activa un modo berserker con un letal cuchillo para hacer pedazos a quien se ponga en tu camino en los segundos que dura su efecto.

Cada habilidad necesita cierto tiempo para recargarse, pero este no es muy grande, por lo que es posible estar usando tus habilidades continuamente para conseguir una ventaja extra mientras te desplazas con tu gancho y doble salto. Es así como Necromunda: Hired Gun cumple su promesa de convertirte en el mercenario más peligroso de la subcolmena, pues su control te permite desplazarte hacia donde quieras en el mapa y acabar con todos los enemigos sin que te vean venir.

Necromunda: Hired Gun cumple su promesa de convertirte en el mercenario más peligroso de la subcolmena"

Ahora si hablemos del Ciber Mastín, tu fiel acompañante que invocas con presionar un botón y detecta a todos los enemigos a tu alrededor. Es posible ordenarle que ataque a un enemigo o dejar que él actúe por su cuenta, pero siempre resulta útil llamarlo a la batalla. Además, también puedes modificar sus partes corporales para aumentar su salud, resistencia, radio de detección de enemigos, daño y aumentan el tiempo que te acompaña. Afortunadamente no importa que acaben con tu Mastín, pues regresa a la vida luego de poco tiempo.

Con todas esas opciones Necromunda: Hired Gun te permite convertirte en un verdadero mercenario dispuesto a acabar con quien sea, pero eso no quiere decir que te espera un paseo por el parque. Necromunda: Hired Gun es difícil, y se enorgullece de esto. Además de que los enemigos pueden acabar contigo rápidamente, sólo hay dos maneras de curarte: Disparándole a los enemigos después de recibir daño, una técnica que siempre queda a deber y se hace menos efectiva al alejarte del enemigo; y realizando ejecuciones cuerpo a cuerpo. Es con estas mecánicas que el juego incentiva que te mantengas en movimiento y te acerques a tus enemigos para acabar con ellos, contrario a esconderte tras una pared para esperar a que se recupere tu salud.

Además de que las misiones principales constituyen un buen reto, las misiones secundarias se dividen en tres categorías, cada una más difícil que la anterior y con mejor paga. Estas misiones secundarias son la manera perfecta de “Grindear”, pues además de que puedes pulir tus habilidades y probar las nuevas mejoras corporales que compras adquieres fondos para adquirir más modificaciones. 

Las misiones secundarias se desarrollan en los escenarios que visitamos en la campaña, pero hay bastante variedad, pues algunas consisten en aguantar el ataque de hordas enemigas, otras en cazar a algún criminal con un precio a su cabeza y algunas más en simplemente acabar con todos los enemigos que encuentres. De cualquier manera, no hay mejor manera de apagar el cerebro que con estas misiones, que además ayudan a hacerte rico.

Todo esto hace de Necromunda: Hired Gun el mejor FPS para un jugador que hemos recibido en lo que va del 2021, pero eso no quiere decir que el juego sea perfecto. Sin embargo, los defectos de Necromunda se deben principalmente a la escala del proyecto, pues no deja de ser una producción independiente a pesar de parecer un título AAA. El rendimiento es bueno más no perfecto, y es necesario ajustar la sensibilidad de la mira para encontrar un control que se sienta perfecto, pero una vez que conectas on el juego estas quejas pasan a segundo plano.

Necromunda: Hired Gun es un debut impresionante para Streumon Studio"

Veredicto: Increíble, un logro indie en los FPS.

En realidad, el único defecto que le encuentro a Necromunda: Hired Gun es que resulta muy poco intuitivo descubrir todas las habilidades y la manera de usarlas en combate, por lo que si no pones atención y te acercas a este juego como un FPS convencional es posible que la dificultad resulte demasiado elevada. Es indispensable utilizar las habilidades y mejoras corporales para sobrevivir, pero el juego no hace un buen trabajo explicándote esto. Fuera de esto, el gameplay de Necromunda: Hired Gun ofrece horas de diversión llena de violencia extrema.

La variedad y balance de armas podría ser mejorar, al igual que su variedad de enemigos, pero Necromunda: Hired Gun es un debut impresionante para Streumon Studio, y resulta perfecto para aquellos fans de Doom: Eternal que ansían una experiencia similar para pasar el rato. Puedes adquirir Necromunda: Hired Gun gracias a Focus Home Interactive en Xbox One, Xbox Series S|X, PlayStation 4, PlayStation 5 y PC a través de Steam y la Epic Games Store.

Lo Bueno:

  • Un control difícil de dominar pero que que resulta increíble y no sigue el estándar del género.
  • Historia interesante con una docene de misiones principales y misiones secundarias infinitas.
  • La cantidad de habilidades y opciones de desplazamiento
  • Diseño de niveles, sin brújulas que te indiquen el camino.
  • Muy difícil pero justo. Git Gud.

Lo malo:

  • El rendimiento no es perfecto, pero nada grave.
  • Diseño poco intuitivo para aprender las habilidades.
Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre eGames y eSports, juegos, lanzamientos, torneos y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Entretenimiento