Nintendo

Review: Cruis’n Blast para Nintendo Switch es diversión pura; más que una dosis de nostalgia

La icónica serie de carreras arcade regresó a las consolas con Cruis’n Blast, la evolución de la franquicia que ofrece mucho más que una dosis de nostalgia en Nintendo Switch.

Por Alfredo Ibarra

-
Review: Cruis’n Blast para Nintendo Switch es diversión pura; más que una dosis de nostalgia.

Review: Cruis’n Blast para Nintendo Switch es diversión pura; más que una dosis de nostalgia.

Estamos en la era de los reboots, remakes y regresos triunfales de franquicias olvidadas, y hay una que definió a los juegos de carreras arcade en los 90s en el Nintendo 64 y Salas de Arcade: Cruis’n. Después de más de dos décadas de estar ausente en consolas, la serie acaba de regresar con Cruis’n Blast para Nintendo Switch, un juego que acepta su excentricidad y ofrece diversión pura con el estilo de manejo característico de la serie.

Originalmente Cruis’n Blast llegó en el 2017 a las salas de arcade, y se trata del cuarto juego de la serie de parte de Raw Thrills, que sigue el legado de Cruis’n USA, Cruis’n World y Cruis’n Exotica. Cabe mencionar que aunque la compañía lanzó un Cruis’n para Nintendo Wii, este no se considera un juego principal, pues se trata de un re-skin de The Fast and The Furious. La versión de Cruis’n Blast para Nintendo Switch expande el contenido de la versión arcade para ofrecernos la edición definitiva del juego, con más de 20 vehículos diferentes y 29 pistas que nos llevan alrededor del mundo.

Relacionado: Review: Skydrift Infinity, la evolución de Mario Kart es con aviones.

Aunque Cruis’n Blast es un juego de carreras, este abandona todo rastro de realismo y ofrece una experiencia muy loca, con carros haciendo caballitos, dando saltos desde la altura de un rascacielos, con helicópteros de combate atacando los circuitos, dinosaurios y hasta ovnis surcando los cielos. Tal vez los gráficos del juego parecen de hace dos generaciones, pero por lo menos su rendimiento es impecable, incluso en los momentos más locos de las carreras. Cabe mencionar que todo el contenido está disponible para un jugador o hasta 4 en pantalla dividida y por comunicación local, pero Cruis’n Blast no cuenta con funciones online.

Un gameplay arcade más profundo de lo que aparenta:

A pesar de que Cruis’n es una experiencia arcade, su gameplay cuenta con suficiente profundidad para hacer del manejo algo divertido, pues su sentimiento de velocidad y derrape es muy bueno. Es posible realizar caballitos presionando dos veces el acelerador, lo que nos permite saltar sobre los autos que tengamos enfrente para rebasarlos sin penalización. Mientras que entregas anteriores permitían saltar sobre el tráfico civil, en esta ocasión esto no es posible, por lo que debes evitar las colisiones con NPCs.

También: Review: Greak: Memories of Azur es una joya mexicana a la altura de los mejores.

Es posible saltar corredores rivales y policías, además de que al chocarlos te deshaces de ellos casi como si estuvieras jugando burnout. Estos movimientos dejan a los rivales fuera de la carrera y aumentan tu bonificación por eliminaciones, por lo que te puede servir para abrirte paso en la tabla de posiciones y conseguir un poco de dinero extra. Cabe mencionar que los jugadores son inmortales, por lo que no importa qué tanto los choques, no podrás destruirlos.

Los caballitos te dan una sensación de aceleración pero es sólo un placebo, pues no aumentan tu velocidad. Lo que sí aumenta tu velocidad es derrapar, y una vez que empiezas aparece una barra que te ofrece un turbo en caso de llenarla. Mientras estás haciendo caballito no es posible derrapar, así que tienes que decidir entre buscar un pequeño turbo o rebasar a los rivales con un caballito. Entre los caballitos, los derrapes, los saltos y los choques, Cruis’n Blast ofrece un buen reto a pesar de lo que su aspecto podría sugerir.

Además: Trigger Witch es un excelente shooter bullet hell con la estructura de Zelda que deja con ganas de más.

Alta rejugabilidad gracias a su sistema de progreso y desbloqueables:

Cruis’n Blast cuenta con un modo Arcade Clásico donde se incluyen las 5 pistas de la versión arcade, que nos llevan al Valle de la Muerte, Madagascar, Londres, Río de Janeiro y Singapur. Sin embargo, la novedad del juego es su modo Tour Mundial, que ofrece seis tours diferentes con cuatro carreras cada uno, lo que nos lleva a un total de 29 pistas. Sin embargo, algunas de las pistas cuentan con segmentos reciclados de otras, pero eso no impide que cada tour sea diferente al anterior.

Inicialmente sólo es posible jugar el primer Tour en dificultad fácil o normal, por lo que necesitas jugar para desbloquear los demás. Dentro de cada dificultad, el segundo tour se desbloquea al completar el primero, pero necesitamos conseguir el bronce en al menos dos tours para desbloquear el tercero; conseguir la plata en al menos tres tours para desbloquear el cuarto; conseguir oro en cuatro tours para el cuarto y el oro en todos los tours de la dificultad para desbloquear el final. Para desbloquear la dificultad Difícil y Extremo es necesario conseguir el oro en todos los tours anteriores.

Este sistema causa que los tours y dificultades altas sean verdaderas recompensas por tu habilidad, pues no cualquier principiante consigue el oro en una copa de dificultad normal. Esto ofrece un muy buen balance entre una experiencia casual y algo más profundo para los fans del género, pues en fácil cualquiera puede disfrutar el juego pero sólo los maestros pueden ganar en Difícil o Extremo.

Este no es el único medidor de progreso, pues mientras juegas irás desbloqueando los 23 vehículos disponibles, los cuales se pueden mejorar cosméticamente y van desde autos reales como el Corvette Stingray, Nissan 370Z, GMC Hummer EV o un Cadillac Eldorado del 59 hasta helicópteros, aerodeslizadores, ovnis, dinosaurios, unicornios, tanques y tiburones. Los vehículos se desbloquean consiguiendo el oro en los tours mundiales y obteniendo llaves, el elemento coleccionable del juego.

Cada pista cuenta con tres llaves doradas ocultas, las cuales sirven para desbloquear y comprar vehículos adicionales. Estas llaves no están demasiado ocultas, por lo que si eres observador podrás ubicarlas en una sola vuelta, y afortunadamente no es necesario terminar la carrera para que se guarde tu progreso. Por ejemplo, si en una carrera consigues agarrar la primera llave pero se te pasa la segunda, puedes reiniciar sin tener que volver a tomar la primera. De igual manera, es posible reiniciar las carreras de los tours hasta quedar en el lugar necesario para el oro, lo que evita que tengas que reiniciar todo el tour.

Personalización de vehículos y extras:

Es posible elegir entre 22 colores para cada vehículo y conforme juegas adquieres experiencia para subir de nivel, lo que desbloquea las 4 mejoras disponibles para cada uno.  Al subir un vehículo al nivel 2 desbloqueas Luces, en el nivel 3 se desbloquean Adornos de pintura, en el nivel 4 consigues mejoras para el Chasis y el nivel 5 desbloquea otro Motor. Sin embargo, estas mejoras no afectan a las estadísticas de los vehículos y son meramente cosméticas.

Aunque cada vehículo cuenta con más de dos decenas de colores disponibles, lamentablemente las mejoras están algo limitadas: Las luces sólo se pueden activar y desactivar, pero no es posible seleccionar su color de forma individual y los adornos sólo cuentan con un diseño disponible. Sin embargo, las mejoras del chasis y motor le dan una nueva imagen a los autos que nos motiva a seguir jugando para desbloquear todo.

Por último, Cruis’n Blast también cuenta con un modo contrarreloj para mejorar tus tiempos y el de carrera individual para practicar y recolectar llaves, además de un modo multijugador llamado “Mejor de tres” donde el juego selecciona tres circuitos al azar para ponerte a competir con amigos.

Veredicto: Súper recomendado, Cruis’n Blast es diversión pura.

Cruis’n Blast es un juego muy divertido, especialmente si lo juegas acompañado, pero no es un tipo de juego que sea para todos. Si buscas una experiencia de carreras aunque sea un poco realista entonces aquí no es, pero si lo único que quieres es divertirte manejando en pistas alocadas que se parecen más a las de Mario Kart que a las de un Forza o Gran Turismo, entonces este es el lugar indicado. 

Los fans de Cruis’n World y Cruis’n Exotica se sentirán como en casa, pues Cruis’n Blast se juega mejor que cualquier otro juego de la franquicia, además de que es el más creativo y de mayor contenido con todas sus pistas y vehículos. Cruis’n Blast se estrena hoy 14 de septiembre del 2021 en Nintendo Switch de forma exclusiva, y fue desarrollado por Raw Thrills con el legendario diseñador Eugene Jarvis a cargo de su dirección. Por cierto, el tema principal del juego es extremadamente pegajoso por lo que podría hacerte querer volver a jugar constantemente, como me pasó a mi.

Lo bueno: 

  • Muy buen manejo con enfoque arcade pero suficiente profundidad
  • La mayor variedad de vehículos de la serie
  • 24 pistas originales y 5 de la versión arcade
  • Sistema de progresión que requiere habilidad
  • Gran rejugabilidad gracias a sus secretos y coleccionables

Lo malo:

  • Pocas opciones de mejoras para las luces y adornos
  • Falta de funciones online
Síguenos en

Alfredo Ibarra

Periodista desde el 2020, gamer de toda la vida.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre eGames y eSports, juegos, lanzamientos, torneos y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Nintendo