Xbox

Review: Demon Turf, por fin un juego de plataformas 3D a la altura de Super Mario

Demon Turf se siente como una evolución de Super Mario 64 tomando un camino muy diferente al de Nintendo; disponible en Xbox One, Nintendo Switch, PlayStation 4 y PC.

Por Alfredo Ibarra

- 20 de Noviembre de 2021 - 15:30 hs
Review: Demon Turf, por fin un juego de plataformas 3D a la altura de Super Mario.

Review: Demon Turf, por fin un juego de plataformas 3D a la altura de Super Mario.

Aunque los juegos de plataformas 3D nunca se fueron, pocas veces llega uno que se pueda poner a la altura de Nintendo y sus juegos de Mario, los reyes del género desde que llegó Super Mario 64 en el 96. Sin embargo, con Demon Turf por fin tenemos a otro nominado para las listas de los mejores juegos del género y esto lo logra tomando un camino diferente al del plomero. Así como Beebz un día se despierta decidida a patearle el trasero al Rey Demonio, pareciera que el equipo de Fabraz un día decidió demostrar que no sólo Nintendo puede hacer obras maestras en el género de las plataformas 3D.

Demon Turf es un juego desarrollado por Fabraz y publicado por Playtonic Friends (Yookah-Laylee) en Nintendo Switch, Xbox One, PlayStation 4 y PC; toma inspiración de los clásicos del género pero logra proponer algo nuevo tanto en su gameplay como en sus visuales, con un control y diseño de niveles que lo convierten en uno de los mejores juegos del año, imperdible para los fans del género de plataformas 3D con enfoque en el coleccionismo.

Relacionado: Review: Evertried, un indie roguelite táctico muy retador y adictivo.

La historia de Demon Turf es muy sencilla: Un día nuestra pequeña Beebz despierta harta de que la gobierne el Rey Demonio y decide que ya va siendo hora de patearle el trasero y tomar su lugar. Así como si nada, Beebz sale de su casa y se dirige a los territorios de los subordinados del Rey Demonio para derrotarlos a uno por uno antes de reclamar el trono. Estos territorios están llenos de retos para los fans de las plataformas 3D, con un estilo gráfico y un sentido del humor que llenan de personalidad a este videojuego indie que rebosa de contenido.

Un control familiar con nuevas propuestas:

En el control nos encontramos con la base que dejó Nintendo en el 96, pero mejorada de acuerdo a las necesidades de Fabraz. ¿A qué me refiero con esto? Beebz puede hacer casi todo lo que hacía Mario y más, como el triple salto, el salto largo, el somersault que consigues al correr en una dirección y saltar repentinamente en otra y el salto sobre la pared. Sin embargo, Demon Turf propone sus propias mecánicas y su control se siente lo suficientemente diferente para que se sienta como una experiencia que se mantiene por sí misma.

Además: Review: BPM: Bullets Per Minute, la gran sorpresa de los FPS es un roguelite rítmico.

Además de los movimientos antes mencionados, Beebz es capaz de realizar un doble salto y un ataque giratorio que le permite avanzar un poco más en el aire. Para defenderse, Beebz utiliza sus palmas para empujar a los enemigos y tirarlos al vacío, sobre pinchos u otros peligros presentes en los escenarios. Es posible cargar el “empujón” para soltar una palmada gigante que empuja más fuerte y lejos a los enemigos, pero mientras lo cargas te mueves más lento, por lo que deberás evaluar cuándo vale la pena hacerlo. En general esto hace que el combate se sienta muy diferente, con un enfoque más defensivo y pasivo.

Además de los movimientos básicos con los que inicias, al final de cada territorio obtienes una habilidad especial. Esta habilidad te sirve para derrotar al jefe de la región, pues cada uno sirve tutorial a lo que es posible: La primera es un gancho con el que te puedes impulsar o enganchar de ciertas superficies; el segundo te convierte en una llanta para desplazarte a toda velocidad; el tercer poder te permite planear como un ave; mientras que el cuarto te deja manipular el tiempo. Gracias a la variedad de movimientos y mecánicas el diseño de niveles siempre tiene un nuevo reto para sorprenderte.

También: Review: Aeon Drive, el mejor juego indie de acción y plataformas 2D del 2021.

Una enorme aventura:

Beebz tiene la meta de enfrentarse al Rey Demonio y convertirse en la nueva Reina, incluso se lo dijo directamente al Rey para demostrarle que no tiene miedo, pero para poder cumplir su promesa necesita conseguir baterías. Las baterías están ocultas en cada nivel y le pertenecen a quienes sirven al Rey Demonio, por lo que deberás recorrer cada territorio y reclamarlo como tuyo mientras derrotas a los jefes que sirven al Rey. Necesitas 50 baterías para enfrentarte al Rey Demonio, las cuales se encuentran en los 56 niveles que ofrece Demon Turf.

El pueblo de Forktown sirve como eje central; desde aquí puedes dirigirte a los cuatro territorios o regiones del juego, así como a la sala del Rey Demonio (cuando tengas las baterías suficientes); además de que puedes consultar las misiones secundarias como la caza de fotografías y el fútbol; acudir a la guarida de rebeldes para que roben baterías por ti o al centro de modificaciones para alterar las mecánicas del juego.

Cada territorio enemigo es dominado por un jefe y necesitas completar todos los niveles para enfrentarte a él. Cuando lo derrotas Beebz se convierte en la nueva gobernante del territorio y desbloqueas versiones “remix” o alternativas de todos los niveles, con una nueva batería y 50 coleccionables en forma de paleta. Algunos remixes son versiones alternas de los originales y otros se sienten como retos totalmente diferentes, pero en general aumentan la dificultad de la primera vuelta. Si quieres hacerte con todos los coleccionables deberás dominar todos los movimientos en el repertorio de Beebz.

Todos los niveles cuentan con una batería como meta final, pero la estructura no siempre es igual. La mayoría son niveles lineares en los que debes pasar un desafío tras otro hasta llegar al final (con rutas secretas que ocultan coleccionables), pero unos cuantos funcionan como patios de juego abiertos, los cuales debes explorar y para descubrir la manera de desbloquear la batería. Algunos niveles hacen referencias claras a Super Mario 64 (sobre todo a Tick Tock Clock) pero su diseño logra sentirse como algo original en todo momento.

Cada nivel de Demon Turf cuenta con un tiempo meta, el cual de superarlo te otorga un trofeo. Debido a esto, no sólo es posible pasar todos los niveles a toda velocidad haciendo uso del repertorio de movimientos de Beebz, los desarrolladores te alientan a que lo hagas luego de haberlo completado de manera normal. Si quieres completar Demon Turf al 100% necesitarás conseguir todas las baterías, trofeos y coleccionables (pasteles y paletas), ofreciendo más de 20 horas de gameplay

Un verdadero reto para los veteranos del género:

Los primeros niveles de Demon Turf pueden parecer algo fáciles, pero el juego aumenta su dificultad repentinamente, pero siempre de forma justa. En Demon Turf tú decides en qué momento poner los checkpoints colocando banderas de Beebz, así que el qué tanto te regreses al morir dependerá de lo precavido que seas. Sólo cuentas con 3 banderas, así que deberás pensar muy bien en qué momento utilizarlas en los niveles más difíciles. Aunque los juegos de Mario suelen arrojar los niveles más difíciles después de la historia principal, en Demon Turf no llegarás a ver los créditos si no te haces un experto en el control del juego, pues las últimas regiones, jefes y remixes requieren de toda tu habilidad para superarlos.

Gracias a esto el progreso en Demon Turf se siente bastante recompensante y las decenas de horas de gameplay que ofrece no se sienten como un relleno. Si un nivel resulta demasiado difícil para tí es posible contratar a los rebeldes para que roben la batería y sigas avanzando, pero Fabraz se aseguró de que podamos repetir el desafío para reclamar la recompensa como nuestra y recuperar nuestro pago.

En Demon Turf puedes recorrer Forktown y los 4 territorios libremente como Beebz, con a opción de visitar a todos los establecimientos antes mencionados. Sin embargo, también es posible acceder a todo el contenido desde el menú de pausa, con una pestaña dedicada a cada categoría. De esta manera puedes consultar tu progreso, cosméticos, fotografías, mods y coleccionables en todo momento, dentro o fuera de los niveles. Con esto pareciera que Fabraz realmente pensó en todo para hacer la experiencia lo más llevadera posible dentro y fuera de los niveles.

Ya quedó claro que tanto el control como el diseño de niveles de Demon Turf son increíbles, pero lo que realmente distingue al juego sobre los demás es su estilo visual tan artístico. Demon Turf combina escenarios y objetos 3D con personajes hechos con sprites 2D, lo que le da una identidad visual única y distintiva. Gracias a esta técnica tan creativa de Fabraz, el movimiento de los personajes se siente como el de una caricatura, pero esto no afecta a la fluidez del gameplay. 

Desafortunadamente Demon Turf no es perfecto y hay un aspecto en el que no logra estar a la altura del resto, y es con su banda sonora. Aunque los temas de los jefes son increíbles, la música que escuchamos durante los niveles suele perderse en el fondo y no de la buena manera. Esto no quiere decir que la música sea mala, pues en realidad cumple con su cometido, pero sí se siente como lo único que evita que Demon Turf se convierta en un clásico atemporal.

Veredicto: Indispensable para los fans de las plataformas 3D.

Demon Turf es el primer juego indie de plataformas 3D que se siente como una verdadera competencia a Super Mario y no sólo un intento muy interesante, pues el control y diseño de niveles que propone fabraz se logra mantener por sí mismo por más de 20 horas de gameplay, algo de lo que pocos juegos del género pueden presumir.

Esta es una recomendación obligada a todos los fans de lo juegos de plataformas 3D como Super Mario, Banjo-Kazooie y Crash, además de uno de los mejores juegos independientes del 2021, lo cual no es poca cosa en un año con tantas joyas. De cualquier manera, indie o no, Demon Turf es el representante del género de las plataformas 3D del 2021 y está disponible en Nintendo Switch, Xbox One, PlayStation 4, la Epic Games Store y Steam en PC.

Puedes adquirir Demon Turf por $499 MXN en la Nintendo eShop y Microsoft Store; por $24.99 USD en la PlayStation Store; y $233.99 MXN en Steam y la Epic Games Store.

Lo bueno:

  • Increíble diseño de niveles.
  • Un control con nuevas propuestas.
  • Muchísimo contenido, más de 20 horas de gameplay.

Lo regular:

  • La música no logra sobresalir.
Síguenos en

Alfredo Ibarra

Periodista desde el 2020, gamer de toda la vida.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre eGames y eSports, juegos, lanzamientos, torneos y más.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Xbox

Síguenos